El Cristal Templado es un producto que no sólo responde a las exigencias estéticas, sino también a las relacionadas con la protección y seguridad de personas o bienes materiales, ya que es fabricado mediante avanzados sistemas horizontales que permiten templar vidrios y cristales en espesores que van desde los 3 hasta los 19mm de espesor, sin dejar marcas sobre su superficie.

El abanico de utilidades que tiene el vidrio templado es muy amplio y está especialmente recomendado en aplicaciones con anclajes.

Entre sus usos más comunes para proyectos arquitectónicos y de decoración podemos enlistar:

  • Mamparas de ducha. Es el uso más frecuente del vidrio templado ya que ofrece un acabado elegante y sumamente durable.
  • Vidrios para escaparates. De hecho se utiliza tanto vidrio laminado como cristal templado para este tipo de aplicaciones, ya que el propósito es aumentar la resistencia, y por ende la seguridad, de los escaparates en comercios y espacios públicos.
  • Barandillas. Los vidrios se colocan sobre soportes metálicos y no requieren de ninguna manufactura interior mediante herrajes interiores.
  • Pisos de cristal. Se debe calcular el espesor de los vidrios que se utilizarán dependiendo del uso, el tránsito y la situación, agregando algún tipo de tratamiento antideslizante para evitar accidentes.
  • Puertas corredizas y abatibles. Se montan los cristales templados sobre bisagras, frenos y otros mecanismos para garantizar su óptimo desempeño.
  • Cristales de seguridad. El grosor de los cristales templados y su nivel de resistencia son ajustados para responder a las necesidades de cada proyecto.
En Vidriera Lázaro Cárdenas le asesoramos sobre estas y más opciones en aluminio y cristal para sus proyectos arquitectónicos o decorativos. Llámenos y con gusto le atenderemos.